Calendario de Adviento 2019

En el 2016 fue el último año que hice un calendario de adviento (dos cosas, ya era hora hija mía! y tantos años han pasado ya?? OMG!! el tiempo pasa muy deprisa no?) He estado bicheando por los post antiguos, y en el blog ni os lo puse!! esto qué es? pero en instagram sí que os lo estuve mostrando.

Para este año (aunque esté terminado, entre mis objetivos sigue estando el de organizarme mejor) me propuse que quería hacerlo, basándome en dos cosas:

1. Aprovechando los martes creativos donde quiero mejorar algunas técnicas (entre otras cosas), estoy potenciando mucho más las posibilidades del plotter que tenemos, por lo que quería usarlo para hacer el calendario.

2. Quería un calendario que me sirviera también de decoración para la ofi, y que no fuera desapareciendo con los días (de hecho no descarto con ir poniéndole algún adorno más en estos días, cuando me llegue la nueva cuchilla que me he cargado al intentar limpiarla aich!).

Am!! y, así, aprovechaba también la estructura de árbol que ya tenía, esta:

Par de 3 studio calendario adviento

Hice varias plantillas de hojas, de diveras formas y tamaños y usé el plotter para recortarlas en cartulinas de diferentes tonalidades de verde. Primero puse las más grandes y luego fui rellenando huecos con las más pequeñas.

Par de 3 studio calendario adviento

Y, como te dije antes, quería que se quedara la ofi decorada, por lo que los regalitos (en este caso deseos), los he colocado detrás de los adornos. Que también he usado el plotter (aunque puedes usar una troqueladora redonda para hacerlos o, incluso, a mano) para hacerlos y luego con unas tijeras y un poco de pegamento de doble cara y listo! También puedes colgar cajitas y meter dentro dulces o regalitos pequeños. Y, por último, aproveché para cambiar los pompones y ponerlos en tonos de verdes también.

El resultado:

Par de 3 studio calendario adviento

En instagram te he dejado unos vídeos donde te explico lo fácil que es hacer los adornos, además te lo dejo en las historias destacadas.

¿Qué te parece? ¿te animas a hacer el tuyo?

Deja un comentario